Body Positive MX

Descubre, Aprende, Comparte

Gordofobia: Una forma de discriminación que hay que detener
Blog

Gordofobia: Una forma de discriminación que hay que detener

La Gordofobia constituye una de las formas de discriminación con mayor presencia en numerosos ámbitos de nuestra sociedad. 

Desde la consulta médica a la que vas por un dolor de cabeza y te recetan una dieta, hasta las películas y series de televisión que siempre muestran al gordo como el personaje gracioso, tímido o friki, y nunca como el protagonista de una inolvidable historia de amor. 

La gordofobia está presente en casi todas las esferas, tanto privadas como públicas, convirtiéndose así en un problema social que genera numerosas consecuencias para las personas que son el blanco de este odio y para la sociedad en su conjunto. 

En este artículo te contamos qué es la gordofobia, cómo se manifiesta y cuáles son los problemas físicos y psicológicos que genera. 

¿Qué es la Gordofobia? 

El conocido sitio Psicología y Mente ha definido la gordofobia como un sesgo automático e inconsciente (normalmente) que consiste en discriminar e infravalorar a las personas gordas, sobre todo si éstas son mujeres. 

Una forma de discriminación que muchas veces se esconde tras la defensa de una ‘vida saludable’, asumiendo que los gordos no tienen un estado de salud óptimo, solamente con apreciar su físico. 

A ver si nos queda claro: ser gordo no es sinónimo de estar enfermo. 

Y si, la OMS ha clasificado la obesidad como una enfermedad muy peligrosa. Pero, ¿sabes que otros elementos no se tienen en cuenta en este tipo de diagnósticos?

De acuerdo a la nutrióloga Victoria Lozada, para realizar un diagnóstico certero en estos casos, es necesario considerar numerosas variables que van más allá del Índice de Masa Corporal que, por cierto, es un concepto que data de 1835.

Las condiciones de vida, los factores hereditarios, el nivel de estrés, la autoestima, la actividad física y otras variables tanto psicológicas como relacionadas con el estilo de vida, no se tienen en cuenta en el diagnóstico de estas ‘’enfermedades’’. 

Por otro lado, los activistas contra la gordofobia presentan planteamientos muy contundentes que derrumban esas críticas disfrazadas de preocupación por la salud. 

En este sentido, Magdalena Piñeiro señala que las opiniones externas sobre su gordura son manifestaciones gordófobas, pues a nadie le importa realmente su estado de salud. Solo a sus familiares y amigos. 

Y todo ello, sin pensar en cuál es realmente su estilo de vida ni si tiene un diagnóstico positivo sobre su estado de salud. 

¿Cómo se manifiesta la Gordofobia? 

Si listamos todas las manifestaciones de esta forma de discriminación, el artículo se haría infinito, pues te extrañarían las miles de señales gordófobas que recibimos diariamente. 

No obstante, a continuación, te contamos algunas de las manifestaciones más frecuentes que seguramente has presenciado a lo largo de tu vida. 

Constantemente nos bombardean con mensajes en contra de los cuerpos que no cumplen con el estándar de belleza ideal, siendo la gordofobia uno de los más frecuentes. 

  • El médico que con solo ver tu físico y comprobar tu peso ya te ha diagnosticado con obesidad.

  • El empleador que te descarta de un proceso de contratación porque tu apariencia no se adapta al ‘perfil’ que están buscando. 

  • Los amigos que te recomiendan dietas y que la frase ‘has bajado de peso’ es el mejor cumplido que pueden hacerte. 

  • Las películas en las que los gordos son solo los chistosos o nerds.

  • Los artículos periodísticos y científicos que buscan ‘’acabar con la obesidad’’.

Estas, entre otras, son algunas de las manifestaciones de gordofobia que mayor presencia tienen en nuestra sociedad. 

Las personas asumen que quienes están gordos deben hacer un tránsito hacia ese ideal de belleza normativo, ya sea por ‘su propia salud’ o ‘para que sientan bellos’, asociando la gordura con fealdad. 

Ni siquiera se plantean la existencia de personas gordas que se encuentran satisfechas con su físico y tienen una vida saludable. 

Sí, saludable. Porque estar gordo no significa, necesariamente, estar enfermo. 

Ahora bien. 

La gordofobia no es una forma de discriminación exclusiva para los que están más cercanos al ideal de belleza establecido. 

Quienes son víctimas de estos ataques también tienen instaurada la gordofobia en su mente, creando sentimientos de culpa y desarrollando una relación de odio con sus propios cuerpos. 

Es aquí donde se empiezan a ver las consecuencias de la gordofobia. Cuando las personas que reciben estas críticas las asumen como válidas y razonables. 

Consecuencias de la Gordofobia

Son muchas las consecuencias de esta forma de discriminación, donde los mayores afectados resultan ser quienes reciben estas críticas. En este sentido, podemos mencionar algunos de los problemas que afectan la salud física y psicológica de estas personas pues pueden llegar a sufrir de: 

  • Trastornos alimenticios. 

  • Agorafobia: Trastorno de ansiedad que genera miedo a lugares y situaciones, que provocan sensaciones de pánico, vergüenza o impotencia. 

  • Estrés y ansiedad. 

  • Comportamientos agresivos, pudiendo atentar contra su propia integridad física. 

Estas son solo algunas de las consecuencias que tiene la gordofobia a nivel psicológico. Pero también repercute en la vida social de las personas afectándolas incluso en el plano laboral. 

La gordofobia, como definimos inicialmente, es una forma de discriminación que infravalora a las personas gordas. Quienes los discriminan, consideran a los gordos como seres humanos de segunda categoría, por lo que creen que es válido tratarlos como tal. 

Una vez que asumen esto es probable que se sientan con el derecho de explotarlos laboralmente o incluso dar por terminada una entrevista laboral porque simplemente no cumple con ‘el perfil que estamos buscando’. 

La imposibilidad de reconocer socialmente a las personas más allá de cómo lucen, nos afecta a la sociedad como conjunto. Pues estamos fomentando la discriminación, el odio a la diversidad y negando la verdadera realidad. 

¿Cómo detener la Gordofobia? 

Actitudes de discriminación como la Gordofobia seguirán existiendo en todos los ámbitos de nuestra sociedad. 

Resulta muy complicado luchar contra el pensamiento normativo que etiqueta, estigmatiza y discrimina al diferente (aunque las estadísticas señalan que ser gordo es cada vez más normal). 

No obstante, es posible combatirla como mismo hemos hecho con otras formas de discriminación. A través de movimientos sociales y paradigmas reivindicativos de la VERDADERA REALIDAD como son el Body Positive o el Body Neutrality. 

Te invitamos a conocer de qué tratan ambos movimientos para que, si te sientes identificada(o), formes parte de los mismos promoviendo: 

  • Una relación saludable con el propio cuerpo. 

  • El respeto hacia los cuerpos diversos. 

  • La no discriminación hacia los cuerpos que se alejan del ideal de belleza establecido. 

Ahora que ya sabes qué es la gordofobia, me gustaría preguntarte: ¿has presenciado algunas de estas manifestaciones en tu vida diría? 

Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.