Body Positive MX

Descubre, Aprende, Comparte

Blog

¿Gordofobia desde la familia? Más común de lo que piensas, cómo afrontarla.

Gordofobia: Una forma de discriminación que hay que detener

‘’Has engordado, ¿no?’’, ‘’si bajas de peso te vas a sentir mejor contigo mismo(a)’’, ‘’es por salud’’, son expresiones que escuchan a diario las personas cuyo peso supera los estándares socialmente establecidos. La mayoría de estos comentarios provienen de los grupos sociales más cercanos al sujeto que se sale de la norma.

La discriminación y los ataques que minan la autoestima de las personas con cuerpos no normativos, cuando vienen de parte de seres queridos, duele el doble. Es lo que ocurre con la gordofobia desde la familia, una manifestación que, por desgracia, es más común de lo que muchos piensan.

En este artículo veremos qué es la gordofobia desde la familia, cuáles son sus principales manifestaciones y cómo afrontar este tipo de situaciones.

¿Gordofobia desde a familia?

Pues sí, lamentablemente la gordofobia es un conjunto de manifestaciones transversal a muchas esferas de nuestra vida cotidiana. Y las relaciones interpersonales con la familia es una de ellas.

Al tratarse de un fenómeno social de carácter cultural, generado por la reproducción de los estereotipos de belleza socialmente impuestos, crea un pensamiento o percepción negativa sobre las personas gordas que muchos comparten.

Dentro de este esquema de pensamiento, las personas gordas están fuera de la norma, de lo que es correcto. Son personas desaliñadas, vagas, que no se quieren, incapaces o que no están saludables, entre otras percepciones negativas.

De esta forma, se generan estigmas que afectan la vida de las personas gordas en todos o casi todos los ámbitos en lo que se desenvuelven.

En el caso de la familia, las demostraciones de estas expresiones se reciben con mayor vulnerabilidad.

¿Por qué? Pues supuestamente se trata de nuestro círculo social más cercano, personas que nos quieren bien y que en el fondo desean que seamos felices, pero que, como también son parte de esta sociedad, creen que nuestra felicidad depende del cuerpo que tengamos.

Lo que no perciben, son las consecuencias negativas que provocan sus opiniones o comentarios.

Generan una baja autoestima, contribuyen a la construcción de barreras mentales que frenan el desarrollo social y profesional de las personas gordas, además de que propician el escenario perfecto para la aparición de trastornos alimenticios.  

¿Cuáles son las manifestaciones de la gordofobia desde la familia?

Aunque las he vivido en mi propia carne, decidí leer otras experiencias para no emitir una reflexión sesgada sobre el asunto. Y, para mayor decepción, encontré decenas de relatos, algunos muy dolorosos, que corroboran lo que me temía: la gordofobia en la familia es más común de lo que creemos.

‘’Antes estabas más linda (cuando era más delgada)’’, ‘’si sigues así no vas a encontrar ningún trabajo’’, ‘’por eso nunca tendrás novio’’, ‘’vas a terminar en una silla de ruedas’’, son algunos de los crueles comentarios que he leído. Todos emitidos por padres, hermanos, maridos y otros familiares muy, pero que muy cercanos al sujeto de discriminación.

Otra de las manifestaciones gordófobas en la familia son los chistes o anécdotas ‘graciosas’ que involucran a los gordos como persona en apuros o blanco de todas las burlas. Chistes que se cuentan mirando de reojo al familiar más gordo de los presentes.  

La mayoría de estos escenarios, se producen en ambientes familiares de cenas y fiestas como lo es la Navidad o la Nochevieja. Por lo general, las opiniones se producen de parte de las personas con las que mayor confianza tenemos.

Precisamente por ese nivel de cercanía, se sienten con la ‘’autoridad’’ y la ‘’responsabilidad’’ de decirte su opinión sesgada que nadie les ha preguntado. 

Pero, lo peor de todo, es que muchas personas coinciden en que, enfrentarse a sus familiares y explicar cuánto les afectan estos comentarios, no servía de nada.

Muchos terminaban alejándose de su círculo social más cercano, quedándose aislados y más solos que antes.

Pregunto: ¿es esto necesario?

 

¿Cómo afrontar la gordofobia en la familia?

Sabemos que resulta incluso más difícil enfrentar las actitudes gordófobas de los seres a los que más queremos.

Pero, precisamente por ello, son los primeros a los que tenemos que educar sobre el tema, contarles cómo nos hacen sentir sus comentarios e invitarlos a que reproduzcan un ideal de belleza más inclusivo.

¿Cómo llevarlo a la práctica?

1-     Lo primero es señalar las actitudes o manifestaciones de gordofobia. Dejar claro que está mal lo que hacen y explicarles por qué está mal, demostrando cuáles son sus consecuencias.

2-     Educa las personas que tienes a tu alrededor sobre temas como el Body Positive o Salud en todas las tallas. Para ello, primero tienes que educarte tú, empapándote de esta cultura.

3-     Haz que se involucren en el activismo. No tienen que participar en una manifestación o charla contra la gordofobia, con denunciar estas actitudes negativas en redes sociales o con las personas de su entorno, es más que suficiente.

Y si, a pesar de que has dejado claro a tu familia cómo te hacen sentir los comentarios, chistes o conversaciones con tintes gordófobos, aún así lo siguen haciendo, una y otra vez, sin el menor de los arrepentimientos, quizás sea hora de alejarte.

Pero eso sí. Hazles saber cómo te sientes las veces que consideres necesarias.

Recuerda que este es en un largo camino de lucha, pues se trata de pensamientos que están muy arraigados a nuestra cultura. Un proceso que empieza en nosotros mismos, aceptándonos como somos, no opinando del cuerpo de los demás y queriendo a los otros sin importar su físico.

Este es el punto de partida. Si ya has superado este inicio, entonces puedes afrontar las situaciones de gordofobia en familia con mayor éxito.

En este artículo, hemos visto qué es la gordofobia desde la familia, cuáles son sus principales manifestaciones y cómo enfrentarse a ellas. No olvides compartir este artículo para ayudar a otras personas que se encuentran en tu misma situación y expandir los horizontes de movimientos como el Body Positive o Salud en todas las Tallas.

¿Nos ayudas con este objetivo?